Segunos en Facebook

lunes, 18 de agosto de 2014

Noticias de Librodot

Estimados Usuarios,
estamos experimentando algunos problemas técnicos que serán solucionados a la brevedad.
Pedimos disculpas por las molstias ocasionadas.

Cordialmente,
El Equipo de Librodot.com

lunes, 11 de agosto de 2014

Ebook Recomendado: ♦Jardí­­n de Venus♦ Felix Samaniego♦


Estaba una señora desahuciada
de esa fiebre malvada
que, sin ser, según dicen, pestilente,
se lleva al otro lado a mucha gente.

Sus criados y amigos la asistían
con celo cuidadoso,
pues por tonto tenían
de la dama al esposo
y, así, de su dolencia
nunca le confiaron la asistencia.


viernes, 1 de agosto de 2014

Libro Recomendado ♦ Carta VI ♦ Marqués de Sade


"Me doy prisa en aprovechar la ocasión del nuevo año para deseárselo, señor Quiros, muy feliz, a usted y a todo cuanto pueda interesarle. Por fin mis penas y mis desgracias se abrevian, señor Quiros, y espero, gracias a la bondad y a la gran protección de la señora presidenta de Montreuil, poder desearle en persona feliz año nuevo dentro de cinco años a contar de mañana" 
Disponible en formato:
EPUB
MOBIPOCKET
PDF



El Equipo de Librodot les desea un excelente fin de semana a todos y esperamos que sigan disfrutando de la lectura en nuestra compañía.

miércoles, 30 de julio de 2014

Libro Recomendado «Los amados muertos» ♦ H. P. Lovecraft ♦ Misterio y Terror ♦

"Es media noche. Antes del alba darán conmigo y me encerrarán en una celda negra, donde languideceré interminablemente, mientras insaciables deseos roen mis entrañas y consumen mi corazón, hasta ser al fin uno con los muertos que amo.
Mi asiento es la fétida fosa de una vetusta tumba; mi pupitre, el envés de una lápida caída y desgastada por los siglos implacables; mi única luz es la de las estrellas y la de una angosta media luna, aunque puedo ver tan claramente como si fuera mediodía. A mi alrededor, como sepulcrales centinelas guardando descuidadas tumbas, las inclinadas y decrépitas lápidas yacen medio ocultas por masas de nauseabunda maleza en descomposición. Y sobre todo, perfilándose contra el enfurecido cielo, un solemne monumento alza su austero chapitel ahusado, semejando el espectral caudillo de una horda fantasmal. El aire está enrarecido por el nocivo olor de los hongos y el hedor de la húmeda tierra mohosa, pero para mí es el aroma del Elíseo. Todo es quietud - terrorífica quietud -, con un silencio cuya intensidad promete lo solemne y lo espantoso."

Libro Recomendado «El Coronel Chabert» ♦ Honorato de Balzac

"—Vaya, ya tenemos aquí á ese viejo moscardón del carrique.
Esta exclamación la lanzaba un pasante que pertenecía al género de los que se llaman en los estudios saltacharcos, el cual mordía en este momento con apetito voraz un pedazo de pan. El tal pasante tomó un poco de miga para hacer una bolita, la cual, bien dirigida y lanzada por el postigo de la ventana en que se apoyaba, rebotó hasta la altura de dicha ventana, después de haber dado en el sombrero de un desconocido que atravesaba el patio de una casa situada en la calle Vivienne, donde vivía el señor Derville, procurador.
—Vamos, Simonín, no haga usted tonterías á las gentes, ó le pondré de patitas en la calle. Por pobre que sea un cliente, siempre es hombre, ¡qué diablo! dijo el primer pasante interrumpiendo la adición de una memoria de costas.
El saltacharcos es, generalmente, como era Simonín, un muchacho de trece á catorce años, que se encuentra en todos los estudios bajo la dirección especial del primer pasante, cuyos recados y cartas amorosas le ocupan, al mismo tiempo que va á llevar citaciones á casa de los ujieres y memoriales á las audiencias. Tiene algo del pilluelo de París por sus costumbres, y del tramposo por su destino. Este muchacho es casi siempre implacable, desenfrenado, indisciplinable, decidor, chocarrero, ávido y perezoso. Sin embargo, casi todos los aprendices de pasante tienen una madre anciana que se alberga en un quinto piso y con la cual reparten los treinta ó cuarenta francos que ganan al mes.
—Si es un hombre, ¿por qué le llama usted moscard"